El pasado 13 de enero en el salón Montt Varas de La Moneda, cuando los representantes de la Confederación Nacional de Transporte de Carga de Chile entregaron a la Presidenta Michelle Bachelet el informe de la Comisión Estrategia 2030 de Innovación “Logística y Puertos: Una plataforma estratégica de Desarrollo para Chile”, el presidente nacional del gremio Sergio Pérez, sostuvo una breve pero satisfactoria conversación con la mandataria. En ese momento, según el dirigente, se selló el compromiso de una futura reunión para hablar la diversidad de problemas que afecta al sector.

Reunión que este fin de semana cobró mayor fuerza luego de que el gremio realizara una manifestación masiva en la Ruta 68 y 78 por el anuncio de las concesionarias sobre el nuevo cobro de peajes en horario punta, que mantuvo el tránsito cortado por varias horas en la carretera, y que según el líder de la CNTC, tuvo como objetivo principal “visibilizar ante el país el problema que afecta a los empresarios transportistas ante el abuso de los cobros de peajes en hora punta, de 8 mil a 26 mil pesos”.

En primera instancia la reunión estaba agendada para marzo. Sin embargo, ante la contingencia de este fin de semana el gremio no descarta que pudiera adelantarse unos días. La piedra de tope, el fin de las vacaciones del ministro del Interior Jorge Burgos, quien tiene programado volver a La Moneda el 7 de marzo próximo. “Nosotros estamos confiados, tranquilos. Estamos positivos de que lograremos una solución. Tengo mucha ilusión de la reunión que tendremos con la Presidenta”, aseguró Sergio Pérez.

¿Si ya tenían una reunión agendada entonces por qué se llevó a cabo el paro?

-No fue ni un paro ni una protesta. Fue una jornada de reflexión, un téngase presente, que busca que la ciudadanía conozca el problema. Queremos dejar en claro que no vamos a permitir que grupos económicos vengan a conquistar Chile de esta manera. Estamos de acuerdo en regular los cobros, pero no en esta forma tan desproporcionada, casi de un 300%. Es inaceptable el cobro porque las concesionarias jamás cumplieron lo prometido como tener mejores condiciones en las rutas para los camiones, caleteras más adecuadas, zonas de descanso, servicio de higiene y pórticos electrónicos. Se quedaron en el pasado.

Ante los problemas que usted menciona que afectan al gremio, como la quema de camiones en el sur, la delincuencia y ahora el cobro de peajes, ¿cree usted que el Gobierno le ha dado a sus demandas la importancia que merecen?

-Con el Gobierno estamos trabajando en varios temas y siempre hemos tenido una actitud colaborativa. Nosotros creemos que sí hay preocupación por parte de ellos y estamos trabajando en conjunto para solucionar los problemas. Hemos logrado mejorar en muchos temas, como en el de transporte de carga limpia, por ejemplo. Queremos mejorar en el tema del terrorismo, delincuencia y por supuesto, en el cobro abusivo de los peajes. Hemos tenido, por cierto, un buen diálogo con el ministro Burgos, así que estamos confiados.

“Más unidos que nunca”

Si bien el presidente de CNTC Sergio Pérez manifestó su optimismo frente a una futura reunión en La Moneda, una postura diferente sostuvo el dirigente de la Asociación de Dueños de Camiones de Valparaíso (Asoducam), Iván Mateluna, quien manifestó a un medio radial este domingo que algunos dirigentes no quedaron conformes con el levantamiento de la manifestación y que, por ende, duda de que se solucione un ciento por ciento el problema de la hora punta.

“Iván es un dirigente que tiene una opinión distinta, es un hombre serio, y muy respetado en el gremio. Quiero aclarar que nosotros somos absolutamente democráticos, pero el sentir general de los dirigentes es dialogar con el Gobierno y estar optimistas. Ya hemos tenido un triunfo pese a que muchos criticaran que nuestro proceder había sido bochornoso”, explicó Sergio Pérez.

¿Cree usted que haya una división en el gremio?

-No, para nada. Entiendo que haya dirigentes como Iván que estén más escépticos, pero es un punto de discrepancia. Es que claro, han sido tantos los abusos al gremio, que en verdad se entiende que sean más pesimistas. Lo que tiene que quedar claro que como Confederación, estamos más unidos que nunca. El sentimiento general de los dirigentes es que tiene que haber diálogo con el Gobierno y una buena solución para todos.