Las autoridades de la Región de La Araucanía determinaron mantener el nivel de Alerta Amarilla en torno al volcán Villarrica, pese que el macizo ha experimentado una disminución paulatina de la actividad, situación que llevó a la aplicar la medida a principios de abril, cuando se apreció un incremento en los movimientos de magma a través del conducto volcánico y explosiones superficiales con impacto en el entorno del cráter.

La mantención de la medida se tomó conforme a los informes técnicos elaborados por el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), los que dan cuenta de que “el comportamiento de actividad volcánica ha mostrado en general un descenso paulatino en su energía después de la crisis menor ocurrida el día 03 de abril”.

“Sin embargo la ocurrencia de “disparos sísmicos” concentrados con preferencia al Este Sureste del cráter principal, sugieren un posible movimiento de magma en profundidad el cual podría desestabilizar el sistema”, precisó el organismo.

La medida implica la restricción de acceso a la zona, en un radio de 1 kilómetro desde el centro del cráter y rige para las comunas de Villarrica, Pucón y Curarrehue en la Región de La Araucanía y la comuna de Panguipulli en la Región de Los Ríos.

Este fin de semana la actividad en el cráter del edificio volcánico generó preocupación entre los habitantes de la zona dado el aumento de la luminosidad en torno al macizo, lo que incluso llevó a algunos medios extranjeros a señalar que se trataba de una erupción derivada del terremoto 7,8 grados que sacudió a Ecuador.

El Sernageomin calificó como normal precisó al respecto que se trató de una situación normal que “en este caso se puede estar produciendo dos fenómenos: Por la cercanía del lago de lava al borde del cráter, o también por explosiones estrombolianas de baja intensidad”.

PUB/CM