El presidente del Consejo Directivo del Servel, Patricio Santamaría, aseguró que la entidad está buscando la manera para resolver la polémica por los cambios de domicilio electoral que sufrieron parte de las personas que entre el 1 enero 2014 y el 2016, renovaron su carnet de identidad o su pasaporte en alguna oficina del Registro Civil.

Santamaría afirmó en entrevista con Canal 13 que “estamos buscando una solución, pero lo primero que pedimos es que quienes renovaron carnet en esa fecha ingresen a páginas del Servel”, para verificar si no se encuentran afectados.

En caso de que el domicilio electoral se encuentro alterado, el representante de la entidad solicitó que que las personas envíen un reclamo a través de la página web, acompañado de la cédula de identidad, para pedir que se realice el cambio.

Para las personas que no tengan acceso a internet, el Servel abrirá un call center durante la próxima semana y esperan habilitar oficinas móviles, además de lanzar una campaña de información para ayudar a la ciudadanía a resolver el problema.

Santamaría agregó que al 5 de agosto el padrón electoral será auditado y el
14 agosto, las personas que queden remanentes y que no hayan logrado realizar su cambio pueden ir a justicia electoral a pedir explicaciones.

Cabe mencionar que el 24 de agosto termina plazo reclamos, momento en el que se decreta el cierre del padrón para las elecciones de octubre.

Errores

Santamaría aclaró que los problemas no surgieron por un error del Servel, sino que tienen que ver con la aplicación de la ley. Según la normativa, explicó el presidente del Consejo Directivo de la entidad, el domicilio electoral se puede fijar de acuerdo con el domicilio donde viven, trabajan o estudian las personas habilitadas para votar.

“La misma ley señala que se tiene como último domicilio el que declara en el Servel o en el Registro Civil”, acotó.  

“Ell grave problema que tiene el padrón es que no lo confecciona el Servicio Electoral”, acotó Santamaría.

PUB/NL