El Servicio de Vivienda y Urbanismo exigió que la empresa sanitaria Aguas Andinas analice un espacio total de 400 metros de avenida Providencia antes de que inicie las reparaciones al forado que se generó tras la rotura de una matriz de agua.

Se trata del eje central que conecta la capital y por ende concentra la mayor cantidad de tráfico de la Región Metropolitana. Por lo mismo, su pavimento es uno de los más gruesos con 23 centímetros de espesor.

El director del Serviu Metropolitano, Alberto Pizarro, sostuvo que todos los trabajos, incluyendo análisis y reconstrucción del tramo deberán estar hechos en un plazo de dos semanas.

"Esperamos que estos estudios mañana nos arrojen resultados ciertos, y estamos todavía dentro del plazo de al menos dos semanas", señaló la autoridad.

Según el Serviu, todas las evaluaciones y los trabajos de reparación deberán ser financiados por la empresa sanitaria sindicada hasta ahora como la única responsable de la emergencia, ya que el rol del organismo estatal es definir las condiciones técnicas de la solución de ingeniería a realizar y monitorearlas, fiscalizarlas y recibirlas.

Además, se determinó que durante el día de hoy la empresa Apsa será la encargada de tomar muestras a través de un mecanismo llamado calicatas.

Esto comprende realizar forados cada 30 metros (en el radio de los 400 en total) de un metro 20 centímetros de diámetro cada uno, con metro y medio de profundidad, para determinar que no haya agua en torno a la tubería.

Una vez hecho lo anterior, y de ser positivos los resultados, se podrán iniciar los trabajos definitivos que consistirán en un relleno de hormigón en toda el área.

PUB/SVM