El caso que ha dado que hablar esta jornada en Chile, sigue sumando aristas y números. Y es que luego que se diera a conocer la situación de libertad condicional en la que quedaron 724 reos en la ciudad de Valparaíso y 568 en Santiago, ahora le tocó el turno a la ciudad de La Serena.

Según informa el diario La Tercera, de 554 solicitudes presentadas por los internos de los centros penitenciarios de La Serena, Ovalle, Combarbalá, Illapel y Vicuña, tras analizarse sus casos el 22% logró el beneficio de cumplir sus penas en libertad condicional, correspondiendo a 122 reos.

Todos tenían un informe del Consejo Técnico del establecimiento que consideraba requisitos como conducta intachable, oficios aprendidos al interior del recinto y asistencia a talleres o escuelas educacionales, entre otros. Características que también cumplían los internos con el beneficio de la libertad condicional en otras partes del país. Esto implica que cumplirán su pena, por el mismo período de tiempo, pero con la obligación de firmar una vez a la semana en la unidad más cercana a su domicilio y con la supervisión de Gendarmería.

Esto fue argumentado por el vocero de la Corte Suprema, Milton Juica, afirmando que, esta acción fue “para reducir el nivel de hacinamiento en las cárceles”, pues “se registra un promedio aproximado de 60% de la sobrepoblación penal”. Además agregó que esto fue planteado por el Ejecutivo previamente y que los jueces operaron sobre “la base de una proposición de un órgano vinculado al Ministerio de Justicia que es Gendarmería”.

Así la cifra, hasta el momento, de reos en esta condición sube a nivel nacional a una cifra de 1.548 personas entre las cuales 724 son de Valparaíso, 568 de la Región Metropolitana, 29 en Chillán, 105 en Iquique y 122 en La Serena.

PB/MC