Tras la pérdida del rastro del Rafael Garay en Bucarest, capital de Rumania, el Servicio de Impuestos Internos tomó conocimiento de los posibles delitos cometidos por el ahora prófugo de la justicia chilena tras la orden de detención emanada en su contra.

El abogado querellante, Roberto Jara, sostuvo que esta semana se solicitarán nuevas diligencias en Concepción, donde en marzo pasado se encendieron las alarmas tras las querellas contra Esteban Aedo, socio de Garay en la sociedad Bourse Up SpA.

El profesional explicó que "esta semana vamos a solicitar diligencias al Ministerio Público en esta causa, respecto de los fondos que fueron depositados o transferidos en la cuenta corriente de Bourse Up SpA y ver quién finalmente fue el que dispuso de esos fondos y si realmente fueron invertidos de alguna manera".

"Algunos de los querellantes pusieron estos antecedentes a disposición del Servicio de Impuestos Internos", por lo que podría sumarse una nueva acción judicial contra el ingeniero comercial titulado en la Universidad del Desarrollo.

En tanto, la Federación Chilena de Kudo, arte marcial en la que Rafael Garay es cinturón negro 4° Dan, aseguró que el último contacto con el profesional fue el 12 de septiembre, que tiene prohibido a sus integrantes hablar sobre cualquier cultor de esta disciplina y que será la Federación Internacional la encargada de tomar las decisiones y medidas correspondientes.

PUB/NL