En el inicio de la conmemoración de Semana Santa, la Fundación Sociedad Atea de Chile realizó un “asado hereje” en su quinta versión en el Parque Alberto Hurtado, actividad que este año tiene como objetivo pedir que se eliminen las clases de religión en los colegios públicos.

La Sociedad Atea abogará para que se derogue el Decreto Supremo 924, promulgado en septiembre de 1983, el que establece el ramo de religión como obligatorio, pero en el que además se señala que padres y apoderados pueden excluir a sus hijos del adoctrinamiento religioso, según señalaron en un comunicado los organizadores del polémico asado.

De acuerdo a los ateos, pa posibilidad de excluir a los estudiantes de las clases de religión es “letra muerta” porque no pasa en la realidad y que se pasa a llevar el principio laico de los colegios públicos.

“Transgrede los principios generales de la Ley Orgánica Constitucional de Educación, que establecen la idea de que la enseñanza en los colegios públicos es de carácter laico”, agregan.

En el evento había música en vivo, concuros, juegos inflables, stands de libros y una parrilla comunitaria, donde además había un menú vegano.

PUB/ SQM