"Esta demanda tiene la intención de amedrentar, por cuanto se busca el encarcelamiento de los periodistas, una acción que nos retrotrae a castigos que en Chile se buscaban contra los periodistas en épocas no democráticas".

De esta forma se refirió la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) a la querella criminal por injurias que interpuso la Presidenta Bachelet por una publicación en la revista Qué Pasa, señalando que en esa acción hay "abuso de poder".

En un comunicado, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Claudio Paolillo, añade que este tipo de denuncias se encuadra en "métodos inhibitorios de la libertad de prensa".

Y agregó que "un presidente democrático, en especial en la tradición chilena, siempre podrá encontrar otros métodos, como la solicitud de dar su versión y, eventualmente, rectificar las informaciones que juzgue inexactas o inadecuadas, en lugar de promover demandas penales".

Paolillo puntualizó se puede mostrar un "mayor equilibrio entre el derecho a la información de los ciudadanos y el deber de la prensa de publicar hechos de interés público".

PUB/CM