Luego del extendido paro en el sector público a raíz del reajuste del 3,2%, la iglesia, a través del cardenal de Santiago, Ricardo Ezzati se ofreció para mediar entre el Gobierno y los trabajadores fiscales para llegar a un acuerdo a la propuesta salarial.

Mediante un comunicado de prensa, la figura eclesiástica respondió a los trabajadores del sector Salud Metropolitano, agradeciendo la confianza en la institución religiosa.

En dicho contexto, el arzobispo capitalino designó al vicario para la Pastoral Social- Caritas, el sacerdote Andrés Moro para que lo represente en las reuniones, ya que Ezzati participará en el consistorio que el papa Francisco hará en Roma.

PUB/NL