El Juzgado de Garantía de Valparaíso desestimó la medida cautelar de prisión preventiva para los cinco imputados acusados de haber iniciado el incendio que provocó la muerte  del guardia de la Corporación Municipal de Valparaíso, Eduardo Lara Tapia (71 años), el 21 de mayo pasado. 

El juez Juan Carlos Mayolo dictaminó que los imputados quedaran con firma mensual y arraigo nacional mientras dure los 6 meses de investigación, ya que las pruebas presentadas, según él, no eran concluyentes para dejar a los imputados con la máxima cautelar. 

"Es posible sospechar que hayan estado presentes en la marcha, pero se nos exige más que una sospecha para tomar las medidas cautelares solicitadas por la parte querellante y el Ministerio Público", concluyó el magistrado

El fiscal de Valparaíso, Cristián Andrade, dijo que "esta es la parte inicial del proceso, pero ciertamente es algo que nosotros esperábamos que hubiese sido distinto. Tenemos que analizarlo, porque este es un proceso que está partiendo y es difícil debido a que aquí no hay un testigo que los incrimine, sino que ha sido un trabajo muy acucioso el de las policías el establecer semejanzas, coincidencias, aportar indicios respecto a la participación de los imputados".

Los detenidos Rodrigo Araya (21 años), Miguel Varela (31) -ambos de la región de Coquimbo-, junto a Constanza Gutirérrez (20), Hugo Barraza (23) -estudiantes de la Universidad de Playa Ancha- y Felipe Ríos (23) salieron el libertad después de la formalización, donde se les inculpó por robo en lugar habitado y por el delito de incendio con resultado de muerte. Además, a Varela y Ríos los formalizaron por porte de bomba incendiaria. 

Las presuntos culpables fueron trasladados al tribunal desde la Comisaría de Concón, hasta donde los trasladó Carabineros después de ser aprehendidos en distintos sectores de Valparaíso, La Serena y Ovalle, en un operativo de allanamiento simultáneo.