El Ministerio Público envió el pasado 10 de febrero un requerimiento de ayuda al Departamento de Justicia de Estados Unidos, para investigar a SQM y “recabar todos los antecedentes que sean necesarios para esclarecer los hechos investigados y determinar, de esa manera, la eventual responsabilidad que pudiera cabe en ellos a o los imputados”. 

Al respecto, el fiscal Pablo Gómez, detalló en el oficio -según reproduce La Tercera- la existencia de diversos pagos “efectuados por SQM, a diversas empresas y personas respecto de los cuales no existen evidencia de haberse realizados los servicios”. 

En el documento de 10 páginas, con el que se busca la colaboración del Office of International Affairs (OIA), se menciona que esos pagos se sustrajo “dinero a SQM S.A. para destinarlo l pago de campañas electorales de diversos políticos chilenos”.

El fiscal Gómez establece en la carta que los pagos detectados sin servicios por parte de Soquimich fueron destinados a personas naturales o jurídicas vinculadas a la UDI, Renovación Nacional, Democracia Cristiana, el PRI, el Partido Radical, el PRO, el PPD y el PS. 

De la misma forma, se detalla que también “hubo personas naturales o jurídicas asociadas objetivamente a las campañas de los ex presidentes Eduardo Frei y Sebastián Piñera y de la actual presidenta Michelle Bachelet”. 

Cabe mencionar que este no es el primer acercamiento entre ambos organismos de persecución penal, ya que a fines de enero funcionarios del equipo anticorrupción de EE.UU. contactaron a la fiscalía para conocer del caso SQM.

PUB/NL