El subsecretario de Interior, Mahmud Aleuy, destacó que Chile es un país seguro y que no figura en ningún ranking internacional que evalúa este problema. 

Sus dichos se conocen luego de que a las 14:00 horas del sábado encapuchados armados atacaran a trabajadores forestales en plena faena e incendiaran su maquinaria en un predio de Forestal Arauco, ubicado en Loncoche. 

Las últimas encuestas han revelado que la victimización sigue subiendo y que los chilenos se sienten más inseguros que antes, pero Aleuy sostiene que ésto se debe a que los delitos que hoy se cometen son más violentos. 

"La percepción de inseguridad tiene que ver con el fenómeno de la violencia que crece en el país y en el mundo. Cuando se empieza a reducir el número de delitos, los que quieren delinquir tienen que ser más violentos, y esa combinación produce esta sensación de inseguridad", aseguró en entrevista con El Mercurio. 

"Chile no figura en ningún ranking como país inseguro; tenemos 14% más de visitas extranjeras, somos el número 21 del mundo en términos de paz", añadió el subsecretario. 

La violencia en La Araucanía es una de las preocupaciones del Ministerio de Interior y Seguridad Pública. Es por esto que el Gobierno creó una mesa de diálogo para buscar soluciones y que es encabezada por el obispo de Temuco, Héctor Vargas. 

El subsecretario destaca que el diálogo entre todas las partes, públicas y privadas, es el que conducirá a encontrar soluciones al problema de la seguridad. 

"Para enfrentar el problema de La Araucanía (la Presidenta) pidió constituir una comisión asesora presidencial que la dirige un obispo y participan todos los actores de la región. Cada vez que la Presidenta ha detectado un problema, ha constituido un grupo amplio para construir entre todos un cauce democrático", manifestó al ser consultado sobre si esta búsqueda de acuerdos la impulsó él dada la "retroexcavadora" con que debutó la Nueva Mayoría. 

"Este razonamiento lo hago a partir del pensamiento de la Presidenta. Lo que pasa es que todas las élites, incluido el Gobierno, están en crisis a ojos de los ciudadanos y cuesta mucho que ellos modifiquen su percepción en el corto plazo", dijo.

PUB/VJ