Luego que Coyhaique quedara posicionada como la ciudad más contaminada de América en un ranking de la Organización Mundial de la Salud, el Subsecretario del Medio Ambiente, Marcelo Mena, se refirió a la situación que se vive en la región de Aysén y precisó que a pesar de que los niveles de calidad del aire no son del todo buenos, este estudio es del año 2014 por lo que muestra una situación "mucho peor, pues es antes de que tomáramos medidas más profundas".

La autoridad del Ministerio del Medio Ambiente explica a Publimetro que Coyhaique actualemente cuenta con "un 20% menos de contaminación, lo cual es súper importante de considerar. Así como Coyhaique hoy cuenta con un Plan de Descontaminación (PDA), también lo tienen o tendrán otras como Los Angeles, Curicó, Rancagua, Valdivia, Osorno o Temuco, dentro del próximo año". Además explica que "cada una de esas ciudades tiene un problema estructural que se está abordando a través de subsidios de recambios  de calefactores, aislación térmica de viviendas y fomento a los combusibles líquidos".

"Estas transformaciónes son de largo aliento, pero sin embargo ya están dando algunos frutos", afirma agregando que se busca transformar un poco la matriz de calefacción del sur de Chile con estos cambios. "Hablamos de que 1 de cada 3 casas en las ciudades del país tendrán un subsidio de aislación térmica, de recambio de calefactores o ambos. Reduciremos la demanda energética de las viviendas y haremos más factible utilizar combustibles más limpios", especifica.

 

El subsecretario además, explica que el plan de descontaminación ya se está implementando con medidas como fomentar la disponibilidad de leña seca. "Hay un proyecto entorno a los 1.600 millones de pesos -que lleva a cabo el Ministerio de Energía- para poder aumentar la oferta de leña seca de la ciudad, sumado al recambio de calefactores en torno a 7.000 viviendas en los próximos años. Gran parte de esa inversión es en los primeros 4 años del plan de descontaminación, reduciendo al rededor de un 60 a un 70% la contaminación. Así podremos cumplir la normativa ambiental", sentencia.

El pellet, la parafina, el gas, electricidad, según Mena son soluciones que se busca que compitan para que los usuarios sean quiénes elijan qué están dispuestos a pagar, según su bolsillo y las ventajas medio ambientales.

"Hoy hay que diversificar. En la actualidad existen 30 plantas de fabricación de Pellet en Chile, versus 3 que existían hace dos años. Hay una transformación y un compromiso por parte del sector energético, de calefacció más rentable y más limpia", dice.

A eso, destaca la conciencia por parte de los coyhaiquinos la cual ha crecido exponencialmente como así también fue en Temuco que redujo en torno al 30 y 40% su contaminación. "En Coyhaique eligieron un camino, y ese es irreversible porque solo los conduce hacia un aire limpio", finaliza.

PB/MC