Luego de que la empresa Subus del Transantiago se acogiera a la ley de quiebras, el directorio de Transporte Público Metropolitano afirmó que si la compañía no cumple con los requerimientos, quedará fuera de la próxima licitación.

El pasado viernes, la operadora troncal del Transantiago, Subus Chile, anunció el inicio de un proceso de reorganización por deudas tras acogerse a la nueva ley de quiebras y así restablecer su equilibrio económico.

Tras la acción judicial, el ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Andrés Gómez Lobo, aseguró que los usuarios y trabajadores de la compañía no se verán afectados, y que el servicio continuará su funcionamiento normal.

El director de Transporte Público, Guillermo Muñoz, dijo que la ley de insolvencia y reemprendimiento establece un plazo de 30 días y que se puede extender a 90 para que la compañía se reorganice.

El secretario técnico de Estrategia y Planificación del Transporte Público Metropolitano, Carlos Melo, afirmó que si la compañía no cumple con los requerimientos quedaría fuera de la próxima licitación.

La empresa Subus, de capitales colombianos y propiedad de la compañía Fanalca, será representada por los abogados del Estudio Nelson Contador & Compañía, quienes estuvieron a cargo de emblemáticos casos como La Polar y Caja de Compensación La Araucana.

PUB/FR