Diversas reacciones ha provocado la propuesta del obispo de Rancagua y vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Chile, Alejandro Goic, de un sueldo ético de 400 mil pesos.

El vicepresidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Nolberto Díaz, consideró que la propuesta habla de una cifra justa, la que bien podría servir de guía para un próximo sueldo mínimo legal. Y agregó que este Gobierno no se ha preocupado debidamente de los trabajadores que ganan menos.

Por su parte, el ministro del Interior, Jorge Burgos, dijo que la Iglesia Católica siempre emplaza a La Moneda en este tipo de materias, y que será la Economía la que determine cuánto se podrá aumentar el sueldo mínimo. Pero no descartó que se pueda determinar nuevos mecanismos para el establecimiento de un nuevo salario mínimo en el país.

En tanto, la economista de Libertad y Desarrollo, Cecilia Cifuentes, aseguró que un sueldo mínimo de 400 mil pesos es un ajuste muy brusco que podría crear desempleo en la sociedad.

Y el cardenal arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, señaló que es un tema a considerar, porque en la misión territorial "hemos encontrado a muchísimas personas que detrás de una fachada digna, esconden mucha, pero mucha pobreza, especialmente las personas más ancianas, ancianos que quedan muchas veces abandonados a la suerte de lo que significa su pensión".

Cabe recordar que el obispo Goic dijo que con el sueldo mínimo ya no se puede vivir. “Voy a dar una cifra, aunque esa quizá sería tarea de los expertos, pero yo creo que cerca de 400 mil pesos debería ser el nuevo sueldo ético, con el alza de la vida en estos cerca de diez años. Aunque, insisto, ese es un cálculo que hay que hacer, con cuánto dinero puede vivir una familia con dignidad, pero sin duda que 250 mil pesos ya es muy poco”.

PUB/CM