La Federación Nacional de Trabajadores del Transporte informó, a través de su presidente Miguel Matus, que la adhesión al paro realizado, a causa de los hechos de violencias que sufren operadores y buses durante los partidos de alta convocatoria, fue del 70%.

De acuerdo a lo señalado por el dirigente, diez máquinas de las empresas Subus y Alsacia fueron víctima de hechos vandálicos durante la mañana.

A su vez, el Directorio del Transporte Público Metropolitano (DTPM) emitió un comunicado donde  asegura que la operación del sistema tuvo una disminución del 50% en comparación a otros domingo.

En el balance realizado por DTPM, se informa de un bus secuestrado y un operador agredido durante las horas previas y posteriores al superclásico.

“Seguiremos trabajando con los choferes porque, insisto, la seguridad de ellos es importante, lo reconocemos, hay que fortalecerla, y el derecho de la ciudadanía a movilizarse también”, aseguró.

PUB/SVM