El superintendente de Educación, Alexis Ramírez Orellana, dio a conocer el lunes los resultados del Primer Informe Nacional sobre Expulsión Escolar, basado en el total de casos denunciados en 2015, año previo a la vigencia de la Ley de Inclusión.

El informe reveló que 1,3 niños fueron expulsados al día el año 2015, una “cifra negra” según la autoridad porque sólo representa los casos en que se realizaron denuncias ante la Superintendencia.

El reporte se centra en el año 2015, previo al debut de la Ley de Inclusión, y registra en el 490 casos en dicho periodo. Una caída de 3,5% respecto del año anterior, cuando se registraron 508 denuncias en la Superintendencia.

Orellana detalló también que los hombres están tres veces más propensos a ser expulsados de los recintos educacionales que las mujeres. En este sentido, del total nacional, en 2015 un 76% de hombres de todos los niveles educacionales fueron expulsados o se les canceló la matrícula, frente al 24% de casos que afectaron a mujeres.

El Superintendente explicó además que en todas las dependencias educacionales se presentan casos de expulsión, siendo en los colegios particulares subvencionados donde se registra la mayor cantidad de casos, con un 58% (285 casos).

Sin embargo, la autoridad explicó que la cifra es proporcional a la mayor matrícula que tienen estos recintos educacionales.

En el resto de los colegios, la expulsión en colegios municipales alcanza a un 34% (167 casos) y en la educación particular pagada llega a un 5% (25 casos).

Sobre las principales categorías por las que los colegios expulsaron o cancelaron la matrícula a sus alumnos en 2015, el 62% (302 casos) se debió a faltas asociadas a problemas de adaptación a normas de la escuela.

En segundo lugar, con un 31% (151 casos) se debió a faltas asociadas a violencia escolar y conductas de riesgo, mientras que un 7% (37 casos) se debió a faltas de variado origen.

En materia de género, los hombres enfrentan mayores casos de expulsión. Sin embargo, en los casos de agresión entre estudiantes, de los 50 casos a nivel nacional, el porcentaje es similar con un 52% de cancelación de matrícula para los hombres y un 48% para las mujeres.

De acuerdo a las cifras, Primero Medio es el curso más afectado, con un 16,7% de las expulsiones; seguido de 4° Medio (11,6%) y Octavo Básico, con un 11,1%

Especial énfasis coloca el estudio en que incluso desde el nivel parvulario se registran sanciones de expulsión, en general por conductas de disciplina asociadas a hiperactividad, con casos en Pre Kínder (2%) y Kínder (2,4%),

Finalmente en el caso de las sanciones denunciadas a la Superintendencia, entre los años 2013-2015, un 34% se debió a la no renovación de matrícula por disciplina, un 18% a la suspensión de clases, un 17% a casos de expulsión, un 11% a la no renovación de matrícula por rendimiento escolar y en un 5% a casos de no renovación de matrícula por problemas con apoderados.


PUB/NL