La Corte Suprema rechazó este martes un recurso de casación presentado por el Consejo de Defensa del Estado (CDE), ante lo cual ratificó la sentencia que condenó al fisco a pagar más de $2 mil millones ex presos políticos de la dictadura de Pinochet.

La segunda sala del máximo tribunal decidió en fallo dividido que el Estado tendrá que pagar $3 millones a 659 personas que pasaron por centros de detención entre 1973 y 1990.

El falló señala que “las acciones civiles aquí entabladas por las víctimas en contra del fisco, tendientes a conseguir la reparación de los detrimentos ocasionados, encuentra su fundamento en los paradigmas generales del Derecho Internacional de los Derechos Humanos y su consagración normativa en los tratados internacionales ratificados por Chile, los cuales obligan al Estado a reconocer y proteger este derecho a la reparación completa“.

Cabe mencionar que los votos contrarios a la resolución se debieron a que consideraron que el caso prescribió.

PUB/CM