Gendarmería habría aplicado una sanción de 30 días sin derecho a recibir visitas al interno acusado de agredir físicamente al ex jefe operativo de la CNI, Álvaro Corbalán, quien denunció el hecho a través de una carta dirigida a la Fiscalía Centro Norte.

De acuerdo a lo señalado por Corbalán, condenado por un sinnúmero de delitos de lesa humanidad, el joven Joaquín García (22), quien permanece en prisión preventiva por su presunta responsabilidad en la colocación de un artefacto explosivo frente a la Escuela de Gendarmería, lo agredió con un cabezazo, lo que le habría provocado lesiones en el rostro.

En su denuncia, el otro temido represor narró que el citado interno lo agredió de manera sorpresiva cuando regresaba de reunirse con su abogado, momento en que le propinó un cabezazo que le habría provocado hematomas y un corte en el labio superior.

Las lesiones de Corbalán fueron constatadas por el médico del Hospital Penitenciario, antecedentes que se encuentran en manos de la fiscalía.