Este jueves se confirmó que la Corte de Apelaciones de Talca desechó un recurso de nulidad presentado por la defensa de un hombre identificado con las iniciales L.R.J., ciclista que fue condenado por conducción en estado de ebriedad con resultado de lesiones menos graves, ratificando así la condena de 61 días de presidio menor en su grado mínimo.

La información, según detalló el Poder Judicial, se remonta al 22 de diciembre de 2015, oportunidad en la cual el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Talca emitió esta determinación, luego que el acusado reconociera los hechos y admitiera que se desplazaba a bordo de su bicicleta en estado de ebriedad.

Si bien el fallo del máximo tribunal talquino recoge el argumento de la defensa, que hace referencia a que esta medida solo es aplicable al manejo de vehículos motorizados, posteriormente se precisó que la normativa rige para todo tipo de medio de transporte.

"La conducción de cualquier vehículo o medio de transporte, la operación de cualquier tipo de maquinaria o el desempeño de las funciones de guardafrenos, cambiadores o controladores de tránsito, ejecutados en estado de ebriedad", señala el texto.

Además de la pena de presidio, el sujeto no podrá obtener licencia de conducir por dos años y deberá cancelar una multa.

PUB/VJ