Nadie ha quedado indiferente a la salida del ex ministro Jorge Burgos de la cartera de interior, y así lo han hecho saber diferentes actores relacionados a la Nueva Mayoría. 

La presidenta socialista Isabel Allende, manifestó su respaldo al motivo de renuncia del hasta hoy jefe de gabinete, asegurando que el cansancio físico argumentado merece una consideración muy legítima. 

Con relación a los 13 meses de Burgos en Interior, Allende reconoció que existieron momentos complejos, sin embargo,valoró su labor y destacó que "puso lo mejor de si mismo". 

Por su parte el diputado Jorge Tarud, lamentó la salida resaltando que Burgos “ha hecho constantes esfuerzos para sacar adelante las tareas del Gobierno. Ha tenido que jugar el papel de parar a algunos pocos termocéfalos y eso no le ha hecho bien al Gobierno”, indicó. 

El congresista enfatizó en que “es una buena oportunidad para revisar todos los ministerios que han tenido falencias de gestión, falencias en experiencia política y falencias en explicarle a la ciudadanía los proyectos del Gobierno”. 

El diputado y jefe de bancada del PPD Ramón Farías valoró la contribución de Burgos,  aunque dijo creer que este cambio debe ser visto “como una oportunidad para la Presidenta de la República y de la Nueva Mayoría para enfilar nuevos rumbos y afianzar el proyecto por el cual este gobierno fue elegido”.

Expectativa que comparte el presidente del Partido Radical Ernesto Velasco, quien aseveró que la decisión “es una oportunidad para el Gobierno para enmendar el rumbo y mejorar las relaciones políticas y de coordinación con el Comité Político”. 

En relación al nombramiento de Mario Fernández, Farias declaró que “queremos contar con una persona que articule las reformas que estamos llevando adelante con convicción, y que pueda tener una coordinación mayor con las Bancadas en el Congreso”.

A su vez  Velasco indicó   que “al nuevo ministro hay que darle una oportunidad para gestionar mejor y recuperar la vocación de mayoría”, recalcando la necesidad de retomar la unidad del conglomerado. 

Loas a las que se unió Allende, entregando todo su apoyo al nuevo secretario de Estado, de quien destacó su formación jurídica y amplia trayectoria política en función de la coordinación política que requiere el Gobierno. 

PUB/SVM