El presidente de la comisión de Defensa de la Cámara, diputado Jorge Tarud, se refirió hoy al debate sobre la Ley Reservada del Cobre, la cual implica que un 10 por ciento de las ventas de Codelco van directamente al presupuesto de Defensa y compra de armamentos.

Al respecto, Tarud señaló que “en todas las democracias del mundo el presupuesto de Defensa es aprobado por el Parlamento, en conjunto con las demás áreas del presupuesto nacional. Ciertamente que Chile debe mantener su capacidad disuasiva, lo que en definitiva nos da seguridad de tener paz y todas las naciones del mundo hoy invierten en defensa con ese objetivo final”.

En ese sentido, el parlamentario fue enfático en señalar que dicha ley debe derogarse: “La Ley Reservada del Cobre debe terminarse, consecuentemente con ello la Cámara de Diputados hace más de 3 años aprobó por unanimidad un nuevo proyecto que implica que los gastos de defensa pasan por el Parlamento y sean plurianuales, en consideración a que la proyección de los gastos de defensa no pueden realizarse de un año para otro, dado que la compra de armamento es algo que se planifica con años de anticipación: su estudio, las respectivas licitaciones y en muchas oportunidades la fabricación de los medios necesarios para la defensa”.

En consecuencia, el diputado añadió “sigue siendo inexplicable que este proyecto haya quedado trabado en el Senado durante el gobierno de Sebastián Piñera. Por ello, hemos invitado a la comisión de Defensa a su ex ministro de Hacienda, Felipe Larraín, ya que deseábamos tener una explicación lógica y razonable por las cuales se dilató lo aprobado por la Cámara de Diputados, sin embargo, éste se excusó de asistir”.

“El proyecto que aprobamos le permite a nuestra defensa mantener su capacidad disuasiva, por lo tanto, no hay riesgo alguno de que ésta se debilite. Asimismo, es preciso señalar que el actual ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, lo hemos invitado en 2 oportunidades a la comisión de Defensa para que nos de las razones por las cuales él considera que el término de esta ley no es prioritaria”, recalcó.

Por otro lado, Tarud precisó que en las “actuales condiciones por las cuales atraviesa Codelco son extraordinariamente difíciles, con un precio por libra de cobre que va a estar durante los próximos 2 a 3 años en un bajísimo nivel y es la principal empresa estatal que provee recursos para el Estado para que estos sean invertidos en el erario nacional en salud, educación, vivienda e infraestructura; por lo tanto, el peso de tener que entregar el 10 por ciento de las ventas ni siquiera de los “beneficios” se hace insostenible para esta empresa”.

En consecuencia, el diputado declaró que espera que el Gobierno de Chile “agilice en el Senado la pronta tramitación del nuevo proyecto que ya aprobamos y termine de una vez por todas con la Ley Reservada del Cobre”.

PUB/VJ