Al menos siete vehículos resultaron con daños de distinta consideración en un nuevo episodio de la “guerra” entre taxistas y conductores ligados a la aplicación Uber. El incidente ocurrió la madrugada de ayer frente a una discoteca en la comuna de Vitacura.

En ese lugar, el chofer de una van que se estacionó frente al recinto, identificado como Ángelo Cataldo, fue abordado y agredido por un grupo de taxistas. Al retirarse, el conductor embistió con su vehículo media docena de taxis aparcados en el sector.

El hecho dio origen a una persecución que se extendió hasta Plaza Italia. Allí, el chofer de la van fue retenido por los taxistas, quienes lo trasladaron hasta la 19ª Comisaría de Carabineros.

Testigos del incidente, casi todos taxistas que esperaban pasajeros en el mismo sector, afirmaron que la reacción de Cataldo se produjo cuando uno de los choferes de vehículos de alquiler “le gritó pirata, y entonces él quiso atropellarlo. Por eso fue que los demás reaccionamos así”.

En tanto, el conductor de la van negó trabajar con Uber y aseguró que alquila su vehículo mediante el sistema Rent a Car. Al mismo tiempo, dijo que cuenta con seguros y se comprometió a cubrir los daños.

Los incidentes entre taxistas y conductores ligados a Uber menudean desde que se desencadenaron las protestas entre choferes de vehículos de alquiler, quienes acusan a los primeros de competencia desleal. El Gobierno ha afirmado que endurecerá la fiscalización de quienes ejercen el transporte de este tipo sin contar con las autorizaciones fijadas por la normativa vigente.

PUB/NL