De una sala de clases bajaron como 20 encapuchados, nos dijeron 'chiquillas a ustedes no les va a pasar nada, porque ellos se van a ir al frente, van a tirar bombas molotov y está todo hablado'”, asi comienza a relatar los hechos C. K., una joven que se encontraba al interior del Liceo Barros Borgoño cuando un grupo de jóvenes con el rostro cubierto salió desde una sala armado con bombas molotov, palos y piedras.

"Me llamó la atención que los profesores en el fondo están como coludidos con los alumnos, porque los profesores sabían que ellos iban a hacer esto. Desde ayer ya nos habían avisado que podría pasar. Nos hicieron ir igual", menciona la joven. Relata que le consultó al director del establecimiento sobre cómo era posible que ocurriera esta situación, a lo que respondió que "el profe se dio vuelta 5 minutos y los niños se vistieron".

Para lograr salir del establecimiento, C.K. y su compañera del stand fueron guiadas hacia una puerta trasera del colegio que estaba con candado. "Llegó un auxiliar, partió los candados y tuvimos que salir corriendo. Cuando íbamos saliendo ya estaban llegando los carabineros", relata.

La información de carabineros.

Según el informe de Carabineros, el total de individuos con rostro cubierto sería 40, los cuales efectivamente salieron desde el Liceo Manuel Barros Borgoño interrumpiendo el transito vehicular. En el momento en que llegó personal de Carabineros los manifestantes lanzaron artefactos incendiarios y elementos contundentes contra el personal policial. Los hechos se habrían producido alrededor de las 10:20 horas.

Según la testigo de estos hechos, los encapuchados no fueron violentos con ella. "Contra nosotras nada. Nos dijeron 'chiquillas tranquilas, no se preocupen'. Muy normal. Pasaban al lado de nosotras y era como 'chiquillas vayan a conseguirse un limón'. Fue todo muy rápido y como que los mismos alumnos nos cuidaban”, cuenta a Publimetro.

Publimetro intentó en reiteradas ocasiones comunicarse telefónicamente con las autoridades del establecimiento para confirmar los hechos, sin éxito.