La alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, ha manifestado durante esta jornada su preocupación frente a los daños al interior del Instituto Nacional Barros Arana, tras la toma del establecimiento que se mantuvo desde el pasado 14 de mayo, y que finalizó esta mañana con un desalojo a cargo de Carabineros.

En ese contexto, tras las declaraciones formuladas por la autoridad durante la mañana, Tohá realizó un llamado a la comunidad escolar a deponer tomas y a enfrenarlas de otra manera.

Cabe mencionar que, en la madrugada de este lunes Carabineros desalojó el establecimiento, dejando un saldo de 19 detenidos y millonarias pérdidas, entre infraestructura, robos de computadores, proyectores data show, equipos de música, entre otros.

“Los daños que hay en el Internado Barros Arana superan todos los límites y todo lo imaginable. Aquí ha habido una destrucción de patrimonio, de edificación, de los equipamientos que ocupan para los procesos de aprendizaje. Es una herida enorme a un colegio que tiene una reconocida tradición, a un edificio que además tiene carácter de inmueble de conservación histórica y que ha costado tanto recuperar después de los daños del terremoto”, señaló la alcaldesa Tohá.

Carolina Tohá también sostuvo que el municipio de Santiago ha estado en contacto permanente con los directores de este y otros establecimientos, para que se constituya lo más pronto posible el Consejo Escolar y saque un acuerdo de toda la comunidad escolar rechazando esta toma y las tomas a futuro de aquí en adelante.

“La acción que se hace en la justicia debe ir acompañado de una activación de la comunidad escolar: directivos, estudiantes, docentes, asistentes de la educación, la propia Dirección de Educación Municipal y los apoderados. Los Consejos tienen facultades resolutivas otorgadas hace ya más de 3 años, por lo tanto en esa materia son una voz muy importante”, puntualizó la edil y acotó que “no es posible que 19 personas decidan por miles que integran la comunidad de un establecimiento".

En este momento se encuentran nueve establecimientos en toma: Liceo de Aplicación, Instituto Nacional, Teresa Prat, Comercial Gabriel González Videla, Manuel Barros Borgoño, Javiera Carrera, Miguel Luis Amunátegui, Insuco y Libertador José de San Martín.

A todos ellos se les ha solicitado que hagan desalojos; sin embargo, para la alcaldesa de Santiago no basta el accionar de Carabineros sino de la comunidad escolar “hemos pedido y vamos a reiterar, que no se haga descansar solamente en la acción policial nuestra forma de proteger los colegios de este tipo de desmanes que se han vivido acá. Es necesario que la comunidad escolar entera se active”.

Para la autoridad comunal, lo más grave, no son los daños a las cosas, “el daño más grande es que el movimiento estudiantil que ha contado con el apoyo y el cariño de todo Chile, hoy está siendo invadido por elementos que lo han desnaturalizado. Esto que ha pasado acá, no tiene nada qué ver con un movimiento por la educación pública, esto que ha pasado en Barros Arana es una acción para destruir la educación pública y tenemos que tomar conciencia de eso”, reflexionó.

PUB/CM