Tras dos meses exactos de la primera marcha estudiantil de este 2016, los estudiantes continúan con las movilizaciones a lo largo del país, las que han ido más allá de las masivos recorridos por el centro de las diferentes capitales, sino que las tomas y paralizaciones de clases se han apoderado, con hasta ahora 105 liceos y 35 universidades movilizados, de acuerdo a un catastro presentado por la Confech.

El largo proceso por el que han pasado las tomas en los establecimientos educacionales, ha provocado un retraso en los contenidos académicos mínimos que tienen que recibir los alumnos por parte de los profesores, situación que preocupa al Ministerio de Educación, por eso los dichos de la ministra Adriana Delpiano.

“El total de clases tiene que cumplirse, entonces tendrá que ver si se alarga el año escolar, si se suspenden las vacaciones, eso lo vamos a ver con cada uno de los seremis, de acuerdo a la situación que se ha generado en las regiones”, explicó Delpiano.

Estas declaraciones no tardaron en traer repercusiones por parte de los estudiantes secundarios, quiénes señalaron que se debe dar prioridad a las demandas estudiantiles por las que se están abogando, y luego pensar en temas operativos.

“Se tiene que empezar a conversar el tema más allá de la recuperación de clases, sino que el tema de fondo para poder concretar la reforma educacional con los puntos que nosotros como estudiantes hemos puesto en la palestra”, señaló a Publimetro el vocero de la Cones, José Corona.

Postura similar es la que planteó el vocero de la Aces, Diego Arraño, quien además argumentó que esperan que desde el Ministerio de Educación los contemplen a ellos, profesores y apoderados para elegir el mejor mecanismo de recuperación.

“Para nosotros no es algo anormal que nos extiendan la jornada escolar, entendemos las consecuencias y sabiendo eso estamos acá, pero lo hacemos porque es algo necesario y lo asumimos como tal. Esperamos que las autoridades escuchen a las comunidades educativas para saber cuál es el mejor mecanismo en estas cosas que son necesarias tener consensos”, aseveró Arraño.

Por parte de los profesores, el líder de los docentes, Jaime Gajardo, aseguró que es importante poder generar acuerdos con los estudiantes para evitar conflictos posteriores.

“Se tendría que tener una negociación al respecto, es así como el Ministerio de Educación debería buscar una solución y poder discutirlo con los estudiantes, porque si sólo se aplica el manual del procedimiento del reglamento y se impone un calendario de recuperación, en vez de ayudar se van a generar más conflictos”, argumento el presidente del Colegio de Profesores.