La Corte de Apelaciones de Santiago condenó a la cadena de supermercados Tottus a pagar una multa de 50 unidades tributarias mensuales (cerca de $2.300.000) y una indemnización de $4.110.000 por el robo de vehículo desde los estacionamientos de su local en Conchalí. 

En fallo unánime, la Cuarta Sala del tribunal de alzada ratificó que la empresa debe indemnizar por daño emergente al demandante Sergio Espinoza Carrasco, quien concurrió el 8 de julio de 2012 a la sucursal de Tottus ubicada en calle Pedro Fontova 5810, comuna de Conchalí. 

Tras realizar compras en el supermercado, se percató que su automóvil, un Nissan V-16, había sido sustraído desde los estacionamientos del local. 

"Que habiéndose determinado la responsabilidad del demandado por su deber de custodia del vehículo del demandante, en la condición en que se produjo su sustracción, corresponde a ese tener que responder por el perjuicio que dicha pérdida le produjo al actor", sostiene el fallo del tribunal de alzada. 

La resolución agrega que "en la apreciación de la prueba conforme con la sana crítica, para la determinación de los perjuicios ocasionados ante la pérdida del vehículo desde los estacionamientos de la demandada, se atiende a la prueba rendida en la instancia y en este concepto, la documentación acompañada sólo permite acreditar el daño emergente correspondiente al valor del bien sustraído, según el valor de su tasación oficial $4.110.000, que se concederá". 

PUB/CF