Más de un centenar de funcionarios públicos se tomaron la mañana del miércoles el Chiflón del Diablo, en la comuna de Lota, en el marco de las movilizaciones por el reajuste. Los funcionarios no descartaron iniciar una huelga de hambre a modo de presión.

De acuerdo con una de las dirigentes de la Anef de la Región del Biobío, al menos una decena de funcionarios se encuentran al interior del pique.

Sobre la acción, la dirigente dijo al portal SoyChile que “el gobierno nos llevó a esta decisión ayer, después de la marcha en Lota, los gremios decidimos hacer una toma. Porque creemos que la indolencia no nos permite avanzar”.

“Los gremios de Lota y sus dirigentes tomarse la mina Chiflón del Diablo. Para hacer conciencia de que si no tenemos la fuerza va a volver a querer hacer lo que quiere con los trabajadores del sector público”, dijo.

PUB/NL