Con el objetivo de reforzar el control de la evasión en el pago del pasaje y generar conciencia respecto de la importancia de validar cada vez que se utiliza el transporte público metropolitano, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones junto al Ministerio del Interior y Carabineros, desarrolló un operativo focalizado en dos de los puntos con mayores índices de no pago.

La  presentación de este plan estuvo liderada por el director del Transporte Público Metropolitano (DTPM), Guillermo Muñoz, junto con la jefa del Programa de Fiscalización del MTT, Paula Flores, y  el Coronel de Carabineros, Enrique Monras.
 
Esta iniciativa considera, además, un aumento de la presencia de Carabineros y de personal del Programa de Fiscalización del MTT. En la ocasión participaron 6 carabineros e igual número de fiscalizadores, concretándose la actividad en   el sector oriente de la capital (Plaza Egaña), para, mañana repetirlo en el sector sur de la ciudad.  De acuerdo con lo señalado por las autoridades, la acción se repetirá aleatoriamente en distintos sectores de Santiago, focalizándose en los con mayores índices de evasión.
 
“Seguir haciendo este tipo de control y reforzarlos cada vez más,  es fundamental para el mejoramiento del sistema y la disminución de los altos índices de evasión que tenemos en algunos sectores de la capital, ya que cada vez que alguien no paga su pasaje está perjudicando a  más del 70% de usuarios que, con esfuerzo, sí lo hacen. Reducir la evasión requiere de un compromiso compartido”, afirmó Guillermo Muñoz.
 
Por su parte, la jefa del programa de Fiscalización, Paula Flores, indicó que “en las fiscalizaciones que realizamos en terreno, y en las que a la fecha se han controlado a 760 mil pasajeros y multado a cerca de 32 mil, vemos la molestia que se genera por parte de quien sí pagó su pasaje. La evasión es un problema que afecta no sólo la situación financiera del sistema, sino también a los usuarios que cumplen con la validación de su pasaje”.
 
La iniciativa viene a sumarse a la serie de acciones desarrolladas por el Ministerio de Transportes, encabezadas por el Proyecto de Ley contra la evasión, el cual esta semana inició su discusión en particular en la Comisión de Transportes del Senado y cuyo objetivo es aumentar las multas y penas asociadas al no pago del pasaje, así como a la falsificación del pase escolar. Además, desde octubre del año pasado se inició un plan piloto en Av. Grecia, el cual, posteriormente, fue implementado en el eje Alameda con el objetivo de fiscalizar de manera dirigida. Otra de las medidas impulsadas es la instalación de torniquetes en algunos buses  así como también el desarrollo de nuevas zonas pagas móviles.
 
Según la última medición realizada por Fiscalización, la evasión al pago del pasaje llegó, entre enero y marzo de 2016, a un 28%. Adicionalmente, durante el 2015,  se controló  un millón 815 mil pasajeros, de los cuales 97 mil 800 fueron multados por no cancelar su pasaje. La multa por esta infracción puede llegar a 1,5 UTM, es decir, cerca de 68 mil pesos.

PUB/NL