Trabajadores de la empresa Subus iniciaron a las 06:00 horas del lunes un paro de sus servicios, el que afecta a la hora peak del transporte en la línea 200, en su mayoría de color azul.

La paralización se extenderá hasta las 09:00 horas y según los conductores se produce por la preocupación que existe respecto del proceso de quiebra que enfrenta la empresa.

Los choferes afirmaron que en caso de confirmarse el mal estado financiero de la empresa, se les cancelen los finiquitos correspondientes.

Según los mismo conductores, cerca de 1.300 máquinas dejarán de circular producto del paro, las que recorren a la capital en dirección norte-sur y viceversa.

Boris Guerrero, vocero de los sindicatos de Subus, afirmó que la movilización fue acordada por la totalidad de los sindicatos, por lo que cifró en 6 mil el número de los trabajadores en paro desde las 04:00 horas del lunes.

"Los motivos fundamentales son porque todavía la autoridad política, en este caso el Ministerio de TRansportes, ha hecho oídos sordos a dos peticiones que hemos tenido los trabajadores: una es saber cuando se nos van a pagar los finiquitos y otra es la continuidad de los trabajadores", dijo el dirigente.

Según la información entregada por Transantiago en su cuenta de Twitter, los recorridos afectados son: 201, 201e, 205, 210, 214, 221e, 222e, 229 y 230.

A ellos  que se suman los  correspondientes a la línea G: G01, G04, G09, G11, G12, G16, G18

La empresa informó además que dispondrá un plan de emergencia para no afectar a sus usuarios.

PUB/NL