La más alta cifra de evasión de su historia registró el último balance de la fiscalización sobre el tema en el Transantiago: el 30,2% de los usuarios no paga su pasaje en los buses del sistema. 

Al respecto, en el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT) aseguraron que esto genera pérdidas por unos 150 millones de dólares al año, las que a la larga provocan un mayor requerimiento de subsidio estatal para cubrir los pagos a los operadores, o tarifas a público más altas. 

De acuerdo a lo que publica hoy El Mercurio, de los 856 mil 320 viajeros fiscalizados entre el 2 de enero y el 29 de julio de este año, apenas 38 mil 226 fueron multados por la evasión, sólo un 4,4%. 

Por su parte, el ministro de Transportes dijo que dos tercios de esos evasores no van al juzgado de policía local a pagar sus multas, por lo que solo unos 12 mil de los multados cumpliría esa sanción. 

Según la jefa del programa de fiscalización del MTT, Paula Flores, la diferencia entre los multados (4,4%) y los evasores catastrados (30,2%) se debe a que las personas se bajan del bus cuando van a ser controladas, "o bien opta por validar su pasaje si no lo había hecho, por lo que estos controles no reflejan un 100% la realidad de la evasión en un bus”. 

A eso se suma que apenas hay 267 funcionarios destinados a la fiscalización, y se esos solo 80 efectivamente van a las calles para fiscalizar más de seis mil buses y cerca de dos millones de pasajeros. 

 

PUB/CM