El Área Trans  Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) denunció hoy que “el sistema público de salud está poniendo en serio peligro la estabilidad física y psicológica de las personas transexuales, en tanto carecen de los fármacos para la readecuación corporal, un problema tan grave como inédito”

En efecto, desde febrero pasado que el Movilh ha recibido unas 40 denuncias de personas trans que han visto congelado su proceso de readecuación corporal en el Hospital de Ancud y en el Hospital Carlos Van Buren de Valparaíso, “pues le han dicho que hay escasez de hormonas”.

“En febrero pasado ya habíamos reportado el problema a las autoridades de Valparaíso, sin respuesta a la fecha. Esta es una situación intolerable. Resulta que ahora no sólo hay obstáculos para el cambio de nombre y sexo legal de nosotras. Además,  hay problemas para acceder a uno de los tratamientos más fáciles y menos costosos para el  sistema público, como es la adecuación corporal hormonal”, dijo la activista trans del Movilh, Paula Dinamarca.

"Mediante la adecuación corporal hormonal se prescriben las dosis de fármacos y tipos de hormonización necesarios para cada persona a objeto de reducir las características sexuales secundarias con que nacimos y reemplazarlas por las que nos identifica. Existen dos procedimientos, la adecuación de femenino a masculino para hombres transexuales,  y de masculino a femenino para mujeres transexuales. Sin embargo, hoy muchas personas no pueden acceder a este proceso”, indicó Dinamarca,

En se sentido, la activista envío una carta a la ministra de Salud, Carmen Castillo, solicitando que aclare la razón de la escasez de hormonas, así como que el problema se resuelva a la brevedad en Valparaíso, en Ancud y en  cualquier oro lugar donde este ocurriendo. También se demandó mayor agilidad en el acceso a pabellones para las cirugías, “pues este proceso también está en crisis”

A la par, el Movilh pidió al Minsal que el  Policlínico de Identidad de Género que comenzó a funcionar en septiembre del 2015 en el Hospital Carlos Van Buren para focalizar la atención a personas trans, “reinicie sus funciones, pues el proyecto de congeló a dos meses de partir por una supuesta falta de financiamiento”.

La carta del Área Trans del Movilh también fue dirigida a la directora Nacional de Fonasa, Jeanette Vega, con el objeto de que se regule transparentemente los cargos al Estado de los procesos de readecuación corporal.

“En la actualidad, en particular desde el 2013, Fonasa está asumiendo los gasto de readecuación corporal, sin embargo, aún se carece de una canasta e ítem claros que regulen el tema.  La ministra Carmen Castillo, se comprometió con nosotros resolver el tema en el transcurso de este año, y hoy le recordamos tal compromiso”, finalizó Dinamarca.

PUB/NL