Tras el colapso que sufrió el recinto asistencial la noche del martes, la Superintendencia de Salud señaló que el Hospital San José no está acreditado y que, por lo tanto, no cumple con los estándares mínimos de atención exigidos. 

El Superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic, calificó como preocupante la situación y agregó que debe reforzarse la red de hospitales, principalmente en la zona norte de Santiago. 

La crisis del hospital San José fue advertida en junio por el equipo de médicos que conforman la urgencia, quienes firmaron una carta dirigida al director del hospital, José Miguel Puccio, dando cuenta de las debilidades que enfrentaba el servicio. 

En una misiva firmada por el doctor Rinaldo Basso, se detalla que la urgencia no tenía la capacidad física, por ser un pasillo largo y estrecho, ni los recursos humanos, donde la consulta diaria es de 300 pacientes y entre 35 a 40 hospitalizados, teniendo sólo dos urgenciólogos y tres cirujanos. 

Además, de acuerdo con el reporte del ex jefe de la urgencia, el hospital contaba con 23 camillas en los boxes y 13 en los pasillos, totalizando 36 cupos. 

La presidenta del Colegio Médico Regional, Izkia Siches, hizo un mea culpa, asegurando que los médicos, se han vuelto cómplices también de la crisis de la salud pública. 

La subsecretaria de Redes Asistenciales, Ana Gisela Alarcón, afirmó que la noche del martes algo falló en la gestión de camas y que es lo que se pretende averiguar mediante una auditoría. 

Tras el colapso, el Ministerio de Salud, dijo que se trató de un hecho puntual que no se repite en otros hospitales del país, lo que fue desmentido por el Colegio Médico.

PUB/CF