“El directorio de la Asociación de Concesionarios del Transporte Urbano de Superficie (Actus) informa que a contar del lunes 30 de noviembre esta organización gremial culmina sus funciones como tal”. Así, a través de una declaración pública la organización que agrupa a seis de los siete operadores de Transantiago informó sobre el cese de sus funciones, la semana pasada.

Actus nació en 2013 con el objetivo de coordinar y agrupar a los operadores del Transantiago, componiéndose por seis de las siete empresas que hoy controlan el transporte capitalino de superficie: Alsacia, Express, STP Santiago, Vule, Metbus y Subus. Sólo Redbus se marginó de la asociación.

La medida se toma como un acuerdo unánime de los socios, luego de que consideraran que el objetivo de la asociación, que era la promoción de una discusión seria, abierta e informada sobre el sistema de transporte capitalino, estaba cumplido.

Es importante mencionar que se aproxima un nuevo proceso de licitación, ya que los operadores que manejan el 60% de la flota vencen sus contratos en 2018 (Alsacia, Express, Metbus, Redbus, STP Santiago), y desde el MInisterio de Transportes manifestaron la intención de que se amplíe el número de operadores, manteniendo la flota actual (6.500 buses aprox.), pero distribuida en unidades de negocios más pequeñas  que puedan imprimirle mayor eficiencia al sistema.

Al respecto, el ahora ex director ejecutivo de Actus, Víctor Barrueto, señala en diálogo con Publimetro que lo importante de la función que cumplió Actus fue "instalar un debate sobre la prioridad del transporte público, se cambió la percepción completamente de la opnión pública  y los medios de comunicación sobre la importancia de las vías exclusivas para los buses, de darla mayor espacio vial al transporte público por sobre los autos, se clarificó el tema del subsidio instalando la idea de que un sistema de transporte público bueno, de calidad, eficiente no existe sin subsidio y se ha generado un nuevo clima que puede generar enormes oprtunidades".

En relación a los que viene, Barrueto destaca que la idea es "continuar lo bueno que hizo esta asociación gremial, bajo la figura de una fundación en la que puedan estar los operadores, pero que también tenga el espacio para otras empresas, organismos y los interesados en seguir defendiendo la idea de cómo priorizar el transporte público, un transporte urbano sustentable, cómo hacer que este trasnporte colabore en el desarrollo de la ciudad y cómo entregar una mejor calidad de servicio a los usuarios".

El ex intendente de la Región Metropolitana concluye que la fundación a la que hace mención pretenderá ser una especie de "Agencia Chilena de Transporte Urbano Sustentable", que buscará tener "muchos operadores o varios de ellos, además de otras empresas ligadas al rubro y otro tipo de organismos como organizaciones ciudadanas, universitarias que apoyen el esfuerzo que queremos hacer". 

PUB/DIG