Esta mañana fue trasladado desde el anexo cárcel Capitán Yáber al Servicio Médico Legal (SML) el desaforado senador Jaime Orpis con tal de establecer su real condición de salud.

La diligencia sanitaria fue solicitada por su defensa y autorizada por tribunales, y se llevó a cabo justo un día antes que el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago revise la cautelar de prisión preventiva en contra del parlamentario formalizado por fraude al fisco, cohecho y delitos tributarios en el caso Corpesca.

El propósito de la defensa de Orpis es cambiar dicha medida cautelar por otra de menor gravedad, como lo es el arresto domiciliario total, fundamentalmente basándose en el deteriorado estado de salud del senador.

Uno de los argumentos principales de los abogados Carlos Cortés y Sergio Rodríguez Oro, es que el hospital Penitenciario no cuenta con las herramientas necesarias para prestarle la atención debida a Orpis.

PUB/CM