Dentro de los próximo 20 días los dineros incautados por la Fiscalía de Alta Complejidad Oriente se traspasen al liquidador de quiebras, pero en sede civil, para que este los devuelva a los inversionistas de la empresa de los hermanos Víctor e Ivonne Pantoja, quienes supuestamente les habrían estafado. 

Eso, porque el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago autorizó la devolución de los dineros incautados en el caso de la estafa piramidal en la empresa IM forex, que accedió a la solicitud de los representantes legales de las víctimas y querellantes para que pudieran recuperar sus inversiones, después de dos intentos fallidos. 

En las dos oportunidades anteriores la Fiscalía había argumentado que no se podían devolver ni un peso de los casi $ 10.000 millones incautados a la empresa por la Fiscalía de Alta Complejidad Oriente, hasta que se estableciera el número exacto de personas afectadas en la estafa y los montos totales defraudados. 

Pero esta jornada el juez Fernando Valderrama dio luz verde para que todo ese dinero sea devuelto a los querellantes, quienes supuestamente fueron estafados por los hermanos Pantoja, Ivonne y Víctor, dueños de IM forex, quienes están imputados y en prisión preventiva por los delitos de estafa, irrupción en el giro bancario y lavado de activos. 

La diferencia con los otros dos intentos de recuperación del dinero, es que los dueños de IM Forex pretendían devolver esos activos a cambio de un acuerdo reparatorio y poner así fin a la causa en su contra, y la determinación del juez Valderrama no implica esa salida alternativa. 

“Esto no es un acuerdo reparatorio, porque lo que se resolvió por parte del tribunal es que el procedimiento que se utilice sea para devolver los dineros incautados a las víctimas. Esto no significa que sea la empresa de propiedad de los imputados Víctor e Ivonne Pantoja que estén reparando a las víctimas”, precisó el fiscal de Alta Complejidad Oriente, José Antonio Villalobos. 

En la causa se investiga una estafa piramidal de casi $ 50.000 millones, de la que fueron víctima más de 1.300 personas que creyeron que podrían ganar invirtiendo su dinero a una taza de entre el 6% y el 11%. 

PUB/CM