Este viernes el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago dictó la prisión preventiva contra Patricio Santos, Camilo Cruz y Roberto Dubó, dueños de la empresa AC Inversions, firma sindicada como la responsable de una millonaria estafa piramidal que representó pérdidas que -hasta ahora- llegarían a los 50 mil millones.

Durante su exposición, la jueza Ely Rothfeld indicó que "en mi opinión, los argumentos reúnen los estándares a lo menos dos de los delitos formalizados. Es absolutamente objetiva la situación del artículo 39 de la Ley General de Bancos (...) Se captan clientes, se recibe dinero, se habilitan otras oficinas incluso en regiones".

"En relación a la estafa, los argumentos expuestos por el Ministerio Público contienen relatos que dan antecedentes suficientes en relación a que el imputado de apellido Santos y que sus dos acompañantes captaban clientes haciendo parecer que se trataba de una empresa solvente", agregó.

"La actuación de los gerentes se encuentra acreditada", complementó la jueza.

Asimismo, la jueza argumentó el número de delitos perpetrados, de hecho, mencionó que son más de dos mil las personas que han concurrido a la PDI, y la alta penalidad asignada a los delitos. 

De hecho, dijo que por la cantidad de delitos de estafa, podrían ser condenados a penas de crimen. También enfatizó que los imputados no han acreditado ninguna atenuante que les permita cumplir la sentencia en libertad. 

Al término de la audiencia, los fiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena, al igual que los abogados querellantes, expresaron su satisfacción por la prisión preventiva decretada por la jueza Rothfeld. 

En relación al plazo de investigación, la jueza determinó seis meses.

PUB/VJ