El Juzgado de Garantía de Temuco le otorgó esta mañana la libertad a la machi Francisca Linconao, luego que estuviera casi dos meses recluida en la cárcel de mujeres tras ser imputada -junto a otros 10 comuneros mapuche- por el crimen del matrimonio Luchsinger Mackay.

El juez Luis Olivares acogió la solicitud de la defensa de la machi de rebajar la medida cautelar de prisión preventiva que la aquejaba, y dejó a la comunera solo afecta a arresto domiciliario.

"Ella está mal. No la he visto mucho, pero ahora gracias a Dios va a estar en mi casa. Estoy contenta, porque yo vivo sola con ella", dijo luego de la audiencia la hermana de la machi, Juana Linconao.

Cabe señalar que debido a su estado de salud, la machi debió ser atendida el miércoles último en Urgencias del hospital de Temuco, por presentar diversos problemas físicos. Y que sus familiares habían señalado que el encierro afectaba su espiritualidad.

Por su parte, el del matrimonio Luchsinger-Mackay -Jorge- se mostró sorprendido por la decisión del Juzgado de Garantía. "Es increíble que un juez de garantía, sin ningún antecedente nuevo, pase por sobre de un dictamen de la Corte de Apelaciones", precisó.

PUB/CM