El Octavo Juzgado de Garantía de Santiago determinó este miércoles reemplazas el arresto domiciliario que pesaba sobre el ex ejecutivo del holding Penta, Hugo Bravo, por las medidas cautelares de firma quincenal y arraigo nacional.

La determinación, según consignó Radio Bío Bío, se basó en los argumentos entregados por la defensa del ex empleado de Carlos Délano y Carlos Lavín, controladores del grupo empresarial, además que no existió por parte del Ministerio Público oposición a la medida.

Hugo Bravo fue acompañado durante la jornada por su representante, la abogada Catherine Lathrop.

El ex ejecutivo de Penta está siendo investigado por delitos tributarios, lavado de activos y sobornos.

Durante la jornada también se debían revisar las medidas cautelares sobre Carlos Bombal, asesor de la empresa y ex senador vinculado a la UDI, quien finalmente no solicitó la modificación.

PUB/VJ