La justicia rumana rechazó cambiar la medida cautelar de arresto domiciliario a Rafael Garay, el ingeniero comercial que huyó del país en septiembre pasado producto de una presunta estafa piramidal que se encuentra investigando el Ministerio Público. 

La cuarta sala del tribunal Rumano, en la audiencia de apelación al primer fallo, mantuvo la medida para Garay mientras que la justicia chilena prepara la petición de extradición. No obstante, la corte decidió no extender el arresto domiciliario por más de 20 días como lo pidió la fiscalía de ese país. 

Esta mañana en el país, la Segunda Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago determinó reagendar la audiencia en que se verá la solicitud de extradición de Garay desde Rumania. La medida se adoptó debido a que uno de sus magistrados tenía un inconveniente para participar en la audiencia, pues tiene un hijo que forma parte de la Defensoría Penal Pública. La nueva fecha para la instancia quedó estipulada finalmente para este martes.

Garay huyó del país los primeros días de septiembre aduciendo que iba a ser tratado por un supuesto cáncer que lo aquejaba. Tras desconocer su paradero por varios días, la ex figura televisiva pidió un certificado de soltería en la cancillería chilena en Bucarest. Días después se emitió una alerta roja para su captura, la que fue concretada el 18 de noviembre en la ciudad de Brasov. 

PUB/CM