El pasado 7 de julio, la Policía de Investigaciones capturó a la banda responsable de cometer más de 30 “turbazos” en la ciudad de Valparaíso. Un nuevo "método" que hace referencia a los ataques de grupos de personas que arremeten contra un local y, aprovechando su número, roban gran volumen de mercancía en un breve tiempo.

Con esa detención se logró desbaratar a una banda formada  por 21 personas, las que cometieron 33 ataques en diversos comercios de la ciudad.

El jefe de la Brigada Criminal de la PDI, subprefecto Erwin Clerk, entregó a Publimetro detalles de este grupo, que actualmente se encuentra enfrentando a la justicia por el delito de robo con violencia.

“La banda que operaba acá cometió más de 33 delitos en la ciudad de Valparaíso, nosotros la identificamos, un total de 21 personas, de las cuales 18 logramos obtener órdenes de detención y de las cuales tenemos 17 detenidas, quedándonos sólo una por detener”, relató el efectivo policial.

Pese a que se pensó que eran más bandas las que operaban cometiendo este ilícito, el subprefecto Clerk aclaró que “era una sola, lo que pasa que operaban con distintas personas, las que se iban disgregando para cometer su delitos”.

“Iban primero un grupo en un lado, después otra parte del grupo en otro y nosotros los fuimos posicionando en los distintos sitios del suceso a través de las cámaras, a través de las declaraciones de los guardias, a través de las declaraciones de testigos”, comentó el jefe de la Bicrim.

Sobre los integrantes, Clerk precisó que todos provienen del mismo sector de la ciudad y en su mayoría tienen vínculos familiares. Los integrantes de la banda además son todos mayor de edad y más de la mitad del grupo son mujeres.

“Casi todos son de la misma población en un sector de Valparaíso, un sector de tomas (…) además la mayoría tiene vínculos, son por ejemplo sobrinos, hermanos, pareja,  es como si fuese una familia grande”.

En la misma línea, aclaró que “casi todos y por no decir todos, ya registraban antecedentes por delitos de hurto”, especificando que en su mayoría actuaban como mecheros.

El prefecto agregó que la forma de operar del grupo en los “turbazos” era violenta y que varias personas resultaron lesionadas tras sus ataques.

“Para poder ellos entrar y arrancar ellos fueron violentos con varias personas, hubo varias guardias lesionados, testigos que que quedaron lesionados por el delito que cometían ellos”.

Clerk detalló  además que desde que los integrantes de la banda fueron capturadas “no ha vuelto a ocurrir ningún delito de estas características en la ciudad de Valparaíso y fueron 33 en total que nosotros investigamos la misma banda”.