A pesar de las advertencias de las autoridades, durante este viernes los turistas que arribaron a Viña del Mar se acercaron al borde costero para presenciar, de manera directa, las marejadas pronosticadas para la costa del país.

La Avenida Perú, una de las arterias más tradicionales de la ciudad jardín, fue el escenario que grandes y chicos seleccionaron para apreciar la fuerza del mar y resultar mojados por las olas.

Desde la gobernación marítima de Valparaíso reiteraron que esta situación se mantendrá, al menos, hasta el sábado 16 de enero.

En la galería pueden apreciar algunas de las postales que dejó esta jornada.

PUB/VJ