Hace poco más de un año quedaba en evidencia el caso de copia masiva a través de WhatsApp en la Facultad de Ingeniería en la Universidad Católica.

A través del grupo “Asado familiar”  27 estudiantes de la carrera de Ingeniería Civil, se compartieron las respuestas del examen, lo que fue descubierto por la profesora del ramo de Electricidad y Magnetismo.

La noticia trascendió los pasillos de la universidad y al día siguiente, 19 de los 27 involucrados en el incidente ocurrido en 2015 se presentaban en la oficina del decano para admitir que eran parte del grupo.

Tras un año de investigación, que incluyó apelaciones de los alumnos involucrados, el jueves se conocieron las drásticas sanciones, consigna La Segunda. El vicerrector académico de la PUC, Juan Agustín Larraín, comunicó las sanciones a todos los decanos del plantel.

De los 27 alumnos que enfrentaron cargos, 19 fueron finalmente sancionados por “incurrir en infracciones académicas”.

De esta manera, 9 de los alumnos no podrán cursar estudios por un semestre, 9 no podrán hacerlo durante un año, mientras uno recibió una amonestación.

Las sanciones comenzarán a regir desde el segundo semestre y los aranceles de los alumnos quedarán ‘congelados’ por lo que no deberán cancelar ni la matrícula, ni los aranceles por el periodo de tiempo que dure la sanción.

PUB/NL