El secretario general de la UDI, Guillermo Ramírez, acudió junto al diputado Juan Antonio Coloma a la Contraloría para realizar una acusación a la alcaldesa de Santiago Carolina Tohá por el lanzamiento del libro "100 Preguntas sobre Sexualidad Adolescente".

En ese sentido, el dirigente señaló que la edil imprimió la publicación a un precio supuestamente superior al que correspondería para poder adelantar el lanzamiento y darlo a conocer antes de comenzar su campaña electoral.

Al respecto, señaló que "en vez de pagar $2.700 por libro, que era lo que costaba la licitación, termina pagando $4.500 en una segunda licitación hecha mientras la primera estaba abierta, mientras habían precios oferentes".

"Termina pagando 4.500 por libro para apurar la impresión, de tal manera que ese libro apareciera antes de que ella dejara el cargo y poder presentarlo, cuestión que ella estima que le sirve en su campaña", enfatizó.

Ramírez sostuvo que "esto es completamente irregular y es totalmente ilegal. Y Chile Compra ha sido claro, cada vez que lo que se lícita es algo estándar, como por ejemplo la impresión de un libro, que da lo mismo con quien lo imprima, porque la impresión va a ser la misma, usted tiene que priorizar por precio, cosa que aquí no se hizo".

Por último, manifestó que "se priorizó tiempo para que ella pudiera presentar el libro y de esa manera irse a hacer campaña y dejar el cargo con el libro ya habiendo sido presentado".

PUB/CM