Con el propósito de “fortalecer el vínculo de los padres con sus hijos”, los diputados de la UDI e integrantes de la Comisión de Educación,  María José Hoffmann y Romilio Gutiérrez, anunciaron la presentación de un proyecto que apunte a limitar o restringir las tareas escolares que los establecimientos educacionales elaboran para ser desarrolladas en el hogar.

Y es que –según lo señalaron los parlamentarios- “las diferentes tareas que son enviadas a las casas no se condicen con el objetivo de la jornada escolar completa”.

“Uno de los objetivos de la jornada escolar completa, implementada durante el gobierno de Eduardo Frei, era que los alumnos pudiesen aprovechar al máximo las horas que permanecían en los colegios, pudiendo realizar sus tareas en esos horarios”, dijo Hoffmann.

“La idea era que al momento de llegar a sus hogares, los niños pudiesen estudiar o repasar lo visto durante el día, pero sobre todo hacer familia y vivir su niñez; sin embargo, eso no se está dando hoy en día”, añadió la parlamentaria.

Por su parte, Romilio Gutiérrez señaló que “este cambio académico buscaba ser un incentivo para los padres, para que simplemente se dedicaran a la supervisión del estudio y no tuviesen que preocuparse de que sus hijos hicieran las tareas asignadas para el día siguiente”.

"Lamentablemente, estos objetivos no se cumplieron y los recintos educacionales terminan completando la clase en los hogares, desvirtuando de manera significativa lo originalmente planteado en la jornada escolar completa”, expresó.

“Estamos estudiando una modificación legal que limite o restrinja severamente esta situación y se retorne a la idea original. De modo tal que los colegios y escuelas no envían tareas al hogar a menos que sea estrictamente necesario, estableciendo además que las clases lectivas tendrán la obligación de designar un tiempo para el desarrollo de las tareas durante la jornada diaria”, explicaron los diputados de la UDI.

PUB/CM