El senador y presidente de la UDI, Hernán Larraín, efectuó un llamado al gobierno a no darle un carácter de urgente al proyecto de ley que despenaliza el aborto en tres causales, ya que a su juicio para tomar una decisión al respecto “se deben tomar los tiempos que sean necesarios”. 

Cabe consignar que la Comisión de Salud de la Cámara Alta aprobó la idea de legislar sobre la iniciativa que busca interrumpir el embarazo en casos de: inviabilidad del feto, peligro para la vida de la madre y violación, pero ahora deberá ser revisado en la Comisión Constitución, donde Larraín es miembro. 

“Está mal pensar que un proyecto de este tipo deba discutirse con urgencia, porque al final del día eso hace que la legislación sea definida solamente en forma política", resaltó el parlamentario. 

En dicho contexto, el timonel gremialista se preguntó “¿Cuál es la urgencia del Gobierno? Tiene otras urgencias como preocuparse de que la gente tenga trabajo, que la economía funcione, que no haya delincuencia, que los hospitales se construyan y que la educación sea de calidad”, agregando que “el gobierno pareciera querer sacarse el pillo desviando la atención a estos proyectos". 

En relación al tema aborto, el legislador indicó que resulta “difícil” que el proyecto esté en enero, ya que a su juicio " este es un debate delicado y complejo por lo tanto vamos a invitar a todos los (abogados) constitucionalistas y expertos que tengan algo que decir respecto a la constitucionalidad de esta ley en el sentido de que podría estar transgrediendo el derecho a la vida. Hay quienes creen que es así y otros que no, me parece que un debate de esta naturaleza es indispensable". 

"Hay quienes quieren hacer esto sin debate, me parece extraño. Porque muchas veces se dice que nadie quiere discutir de estas cosas, y no, si queremos discutir. Los que no quieren hacerlo son los que quieren aprobar estas cosas quizás para pasar el bochorno, pero nosotros queremos que una ley de este tipo se discuta con calma, con toda la disponibilidad de tiempo y la asesoría de expertos y que sea necesaria", dijo Larraín. 

Finalmente, cabe señalar que la urgencia es la facultad constitucional privativa del Presidente de la República, para otorgar preferencia al conocimiento y despacho de ciertos proyectos de ley por el Congreso Nacional. Existen tres tipos: urgencia simple (30 días), suma urgencia ( despacho a la cámara en 15 días) y discusión inmediata ( seis días y despacho a la cámara correspondiente). 

PUB/CM