Una persona se encuentra desaparecida y 220 permanecen aisladas en la Región de O'Higgins, según las últimas informaciones de las autoridades, producto de la crecida del río Tinguiririca, que en las últimas horas aumentó su caudal 20 veces. La emergencia obligó a decretar alerta roja en tres comunas de la región.

El arriero desaparecido fue identificado como Mateo Aquiles Machuca Muñoz (73), vecino del sector Las Peñas, quien subió al sector cordillerano el miércoles pasado y no descendió en la tarde, como estaba presupuestado. El trabajador es padre de un carabinero del Grupo de Operaciones Policiales Especiales (Gope).

El incremento del caudal del Tinguiririca aisló a 200 personas que se encuentran en las Termas del Flaco y a 20 trabajadores de la hidroeléctrica Dos Valles. Según informó la intendenta (S), Teresa Muñoz, los primeros se encuentran en buenas condiciones y cuantan con víveres para un mes. Por el contrario, los trabajadores de la central debieron cobijarse en varias camionetas. Las autoridades dispusieron activar su rescate mediante el uso de maquinaria pesada.

La crecida del cortó en tres lugares la ruta I-45, que une San Fernando con las Termas del Flaco y las instalaciones de la hidroeléctrica. En el sector de Las Peñas, trabajadores y maquinaria del Ministerio de Obras Públicas (MOP) laboran para reponer la conectividad vial.

La Intendencia de la Región de O’Higgins declaró alerta roja sobre las comunas de San Fernando, Placilla y Nancagua por el aumento de caudal del río, generado por el sistema frontal que afecta a las zonas central y sur del país.

Los pronósticos meteorológicos indican que las precipitaciones deberían disminuir en las próximas horas, lo que permitiría retomar contacto por tierra con las personas aisladas. En tanto, la búsqueda del arriero desaparecido, a cargo de unidades de Carabineros, podría ser apoyada por un helicóptero.

PUB/CM