Dos viviendas arrasadas y una tercera con daños, dejó un incendio que se desató anoche en la población Dávila 2, en Los Ángeles.

Hasta el lugar concurrieron, por lo menos, seis compañías de Bomberos, para trabajar en la extinción del siniestro, pero este se propagó muy rápido y logró consumir las dos casas.

Los voluntarios solo alcanzaron a controlar las llamas cuando ya estaban comenzando a abrazar la tercera estructura.

Hasta el lugar también acudieron funcionarios del Samu de Los Ángeles, para atender a los posibles lesionados, y terminaron ayudando a asistir a los damnificados que dejó el incendio.

Luego de controlar el siniestro, los bomberos se abocaron a remover los escombros y a tratar de establecer el origen de las llamas.

PUB/NL