La previa de la tercera Cuenta Pública de la Presidenta Michelle Bachelet, este sábado en Valparaíso, se vio interrumpida por un particular hecho protagonizado por el diputado Pablo Lorenzini.

El legislador DC, antes del comienzo de la ceremonia, se acercó a la zona donde estaba su asiento y decidió sacar el papel que tenía impreso su nombre, todo con el objetivo de tener una mejor ubicación.

Según detalló La Tercera, el argumento del diputado era que en su calidad de ex presidente de la Cámara debía poseer una mejor ubicación.

Tras discutir incluso con miembros del equipo de protocolo, debió presenciar el ingreso de la jefa de Estado en el mismo lugar asignado desde un comienzo.

En la galería pueden revisar el momento.

PUB/VJ