En Chile entre el 15% y 19% de jóvenes menores de 21 años no ha terminado cuarto medio para 2015, ni en la escuela regular ni en la modalidad adulto, según un estudio de la Unicef.

De acuerdo al informe, existen 149.232 jóvenes que no han completado su educación media en ninguna clase de establecimiento, y de esa cifra, 62.330 se encuentran en la región Metropolitana y pertenecen al primer quintil.

Según consignó La Tercera, los datos que utilizó Unicef, y que analizó la Universidad Diego Portales, corresponden a las bases de datos de matrículas del Mineduc y se estudió la trayectoria educativa de dos generaciones escolares distintas a través de los años 2004-2015 y 2007-2015.

“Esta es una buena fotografía de la realidad del país y el número de niños que deja el sistema es preocupante”, afirmó la oficial de Educación y Desarrollo Infantil Temprano de Unicef, Patricia Núñez.

“La problemática de los jóvenes que están fuera del sistema escolar es profunda y muy compleja, y da cuenta de que pueden existir varias vulneraciones de sus derechos”, agregó.

La especialista de Unicef explicó que “la deserción escolar está fuertemente vinculadas a las condiciones de pobreza del primer y segundo quintil y eso habla de la desigualdad que existe en educación”.

Al analizar los datos, se puso en evidencia varias características para este grupo de jóvenes, entre ellas, que los padres presentan menores niveles de escolaridad y menores expectativas de logro académico de sus hijos.

Además, de que ser hombre y tener menor asistencia a clases se asocia a una mayor probabilidad de no llegar a cuarto medio y por lo general, sus promedios de notas y puntaje Simce son más bajos.

“También vimos que la repitencia es un factor de alto riesgo de deserción escolar y que el 23% de los niños y jóvenes que están fuera del sistema tienen al menos un hijo”, enfatizó Núñez.

PUB/CM